Translate

28/7/14

DRACAENA DRACO ( EN EL DRAGONAL ALTO DE GRAN CANARIA)

 

María Teresa Díaz
Dracaena draco, el Drago, es una especie vegetal típica del clima subtropical presente en la Macaronesia, particularmente de las Islas Canarias, pero cuya mayor población se encuentra en el oeste de Marruecos. Existen parientes muy cercanos en el este de África y en algunas islas del océano Índico. El Drago se considera, según una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural de la isla de Tenerife, conjuntamente con el pinzón azul.

               Aurora Jiménez

El drago se distribuye por algunas islas del archipiélago canario y en Cabo Verde, además de una zona continental en Marruecos.
El ejemplar de drago canario más famoso es el llamado drago milenario de Icod de los Vinos, en Tenerife, aunque actualmente se estima que su edad real oscila entre los 500 y los 600 años. Otros ejemplares muy conocidos son el drago de Pino Santo y el drago de las meleguinas en el municipio de Santa Brígida (Gran Canaria),

MC Gíl

Drago de Gran Canaria Dracaena: nombre genérico que deriva del griego drakaina = "dragón" refiriéndonos a la "Dracaena draco". Este árbol en la población local de las islas Canarias, fue considerado un dragón y le atribuyeron propiedades mágicas.

                                               Alfredo Alemán

Recientemente ha sido descubierta una nueva especie de drago, Dracaena tamaranae en el sur de Gran Canaria, que guarda ciertas diferencias con la Dracaena draco. Esta especie, descrita como endémica de Gran Canaria en noviembre de 1999, se halla en los riscos y laderas del suroeste de la isla: ha sido bautizada como Dracaena tamaranae o drago de Gran Canaria. Se caracteriza por tener hojas acanaladas de color glauco. Su aspecto, sin embargo, tiende a ser más robusto, además de que no suele alcanzar grandes alturas, y su crecimiento es menor. Sus inflorescencias recuerdan mucho a las del drago común, aunque de un color anaranjado similar al de sus frutos, y no blanco.
Esta planta de lento crecimiento (puede tardar una década en crecer 1 m) se caracteriza por su tallo único, liso en la juventud y que se torna rugoso con la edad. Es la única planta del mundo cuya savia es de color rojo y no blanco. El tallo no presenta anillos de crecimiento, por lo que su edad solamente se puede estimar por el número de hileras de ramas, ya que se va ramificando después de la primera floración, aproximadamente cada 15 años. La planta de apariencia arbórea, está coronada por una densa copa en forma de paraguas con gruesas hojas coriáceas de color entre verde grisáceo y glauco, de 50 a 60 cm de longitud y unos 3 ó 4 de anchura. Puede alcanzar más de 12 m de altura.

 Las flores, que surgen en racimos terminales, son de color blanco.
Los frutos carnosos, de entre 1 a 1,5 cm, son redondos y anaranjados.
Normalmente los podemos encontrar entre los 100 y los 600 metros de altitud, en el llamado bosque termófilo, aunque también se utilizan ejemplares jóvenes para decorar los jardines o paseos municipales de las islas, así como los jardines particulares.




David SantanaPilar González

Sergio del Pino
                  
 
Isabel Rodríguez
 
Para los antiguos aborígenes, este árbol tenía propiedades mágicas. En la Antigua Roma y en la Edad Media también era considerado un árbol mágico. Su savia, que se transforma en roja en contacto con el aire ("sangre de drago"), se comercializaba debido a sus propiedades medicinales y a su uso en tintes y barnices. De su madera se hacían rodelas.
 
La sangre de drago se ha usado para los mismos supuestos que la del mismo nombre obtenida de la especie Daemonorops draco, siendo en realidad adulteración de esta.
La savia, una vez seca y reducida a polvo se usó para curar úlceras y hemorragias, también se aplicó para el fortalecimiento de las encías y la limpieza de los dientes.

José Luis Araña

MC PASCUAL


 
 



 

20/7/14

SERENIDAD Y PAZ



 

Hubo un tiempo pretérito en que el hombre era consciente (minuto a minuto, segundo a segundo) de su pequeñez ante la naturaleza. 





Aurora Jiménez
 
 


La Naturaleza en cualquier momento. Aporta una serenidad y una paz tan inmensa.

Juan Antonio Muñoz Rojas:

Qué sencillez de belleza,

qué belleza tan sencilla,

y me admiro al contemplarla

a través de quien la observa,

y además sabe plasmarla.
 
 
María Teresa Díaz González
 
 
 
 Es por eso por lo que le da tanta presencia a la naturaleza, a su caprichoso hacer, a sus hermosos retoños,
 
MC GÏL
 
 
José Luis Araña


 

 
Nuestra adorable invitada y nieta de María Teresa
 
 
 

Aparte del enorme valor poético de "Las cosas del campo", no hay que olvidar su valor didáctico, ya que cubre todo un ciclo campesino

MC Pascual


 

 
 

12/7/14

JARDIN BOTANICO

Sergio del Pino



Los jardines botánicos del latín hortus botanicus, son instituciones habilitadas por un organismo público, privado o asociativo (en ocasiones la gestión es mixta) cuyo objetivo es el estudio, la conservación y divulgación de la diversidad vegetal. Se caracterizan por exhibir colecciones científicas de plantas vivas, que se cultivan para conseguir alguno de estos objetivos: su conservación, investigación,
divulgación y enseñanza.

En los jardines botánicos se exponen plantas originarias de todo el mundo, generalmente con el objetivo de fomentar el interés de los visitantes hacia el mundo vegetal, aunque algunos de estos jardines se dedican, exclusivamente, a determinadas plantas y a especies concretas
Autora Jiménez
 
Cuando una planta se incorpora a un jardín botánico tiene que estar claramente identificada, ¡es primordial!
Una vez identificada la planta se trasplanta a aquella parte del jardín que le corresponde de forma que pueda desarrollarse adecuadamente, y debe ser etiquetada y registrada. A partir de este momento el seguimiento de la planta será continuo hasta su muerte; el jardinero consignará las diferentes etapas por las que va pasando la planta en cuestión a lo largo de su vida.
 
 
Alfredo 
 
 
Palmetum: dedicado a las colecciones de palmeras
Cactarium: un jardín dedicado a las colecciones de Cactus y, más generalmente, a las plantas que crecen en los desiertos.
Jardín botánico específico dedicado a una Flora local: dedicado al estudio de la
 
Mc Gíl
 
José Luis Araña
 
                                                                    vegetación propia de una región
Uno de los principales objetivos del jardín botánico es la colección y conservación de las plantas, locales o exóticas, y la protección de las especies en riesgo de extinción. En Francia existen unos jardines específicos denominados Conservatorios botánicos nacionales
                                  
Pilar Gónzalez
 
David Santana


 
 



 
Es una faceta que los jardines botánicos contemplan en la actualidad. La protección de la biodiversidad y la transmisión del patrimonio natural pasan, obligatoriamente, por la educación y la sensibilización acerca de este tema.
Queda mucho por hacer en el campo de la educación respecto a la naturaleza. Serían inútiles todas las investigaciones y los estudios realizados hasta el día de hoy si no se llevara a cabo una educación que condujera a la toma de conciencia de la importancia de su preservación y conservación por parte de la población.
Es esencial que los jardines botánicos se conviertan en el motor de la difusión y el conocimiento de las plantas, el medio en el que viven y que comparten con los seres humanos

 

 
 
 

29/6/14

EL INFINITO TEMA DEL MAR






Si alguna vez se te ha ocurrido pintar el mar, habrás visto la complejidad que tiene. Se trata de un tema realmente inmenso y variado. Para darse cuenta de ello solo hay que hacer una lista con todas las posibilidades que ofrece, y así vemos cuantas opciones podemos añadir en nuestra pintura con el mar. Y además, cada una de sus posibilidades se relaciona más o menos con una expresión.



también puede ser el protagonista del cuadro, ya sea por las olas, el agua espumosa, o simplemente como paisaje.

POSIBILIDADES que podemos elegir / añadir dentro de un tema marino:

MC Gíl



Pilar González
  1. Vacío. Lo primero que
  2. podemos elegir en un tema con el mar es si tendrá muchos elementos o pocos. Normalmente el vacío de elementos colabora con la expresión de calma y tranquilidad.
  3. Complejidad y multitud de elementos. Si hay mucho dibujo y formas, aunque el mar esté en calma, el dinamismo de las formas hace más activa la imagen, más rítmico, animado y vivo. Por ejemplo, si se trata de una playa con olas muy suaves pero con multitud te turistas sobre la arena, la sensación de paz y relax desaparecerá, dando lugar a una imagen más activa y con movimiento.

David Santana


 
Aurora Jiménez
 
 
 
 
María Teresa Díaz Miranda
 
 
 
 
María Teresa Díaz Miranda
 
 
 
Mc Pascual
 
 
  1. Mar en calma. Quietud. Normalmente con la linea del horizonte muy marcada y unas olas muy horizontales dentro del mar.
  2. Mar en tempestad. Las olas se elevan en vertical y rompen la linea del horizonte. Si además hay elementos como nubes, lluvia, rocas y grandes masas de espuma y salpicaduras, la imagen expresará un fuerte dinamismo, una energía explosiva y nerviosa.
Isabel Rodríguez
 

José Luis Araña
  1. Luz diurna y sol. Cielos despejados, nublados, sol de mediodía, de atardecer o de amanecer. Esto genera el tipo de iluminación en la pintura. Un atardecer, por ejemplo, genera que el agua tenga tonos cálidos, naranjas, rosas, amarillos, etc. Además, la luz atraviesa el agua de las olas y también genera los blancos de la espuma, que está por todas partes en el agua en movimiento.
  2. Luz nocturna. Estrellas, luna. Predominio de tonos oscuros, negros, azul marino, verdes esmeralda, etc. Los tonos oscuros son serenos pero el mar oscuro suele aportar cierto temor.
  3. Luces artificiales. Faro, barcos, costas con luces.
  4. Reflejos. Por las cualidades del agua, que refleja otros objetos, la gama cromática puede ser mayor. Por ejemplo cuando se reflejan los colores de las barcas sobre las olas.
  5. Costas cercanas, acantilados, rocas, montañas, islas, construcciones humanas, icebergs. Este tipo de elementos aportan mucha belleza en los temas marinos. Generan un dibujo más animado y mayor cantidad cromática.
  6. Arena. Normalmente, la arena aporta tonos ocres, marrones, blancos, etc, como gama cálida frente a los azules y verdes del mar, gama fría. Dentro de las propias olas, se mezclan sus tonos cálidos con los azules y verdes del mar. Pero también se puede pintar la arena con otros colores, de un modo más creativo o expresionista.
  7. Personas: bañistas, pescadores, niños, etc.

 
 
    Barcos y otros transportes.
  1. Playa. Longitud, perspectiva, cantidad de tierra junto a la orilla del mar.
  2. Seres del mar. Todo tipo de animales, peces, insectos u otros, que viven en las aguas. Estos elementos pueden aportar un toque étnico, un juego de formas que aportan una decoración extra.
  3. Los objetos humanos. Redes de pesca, botellas, juguetes para el mar, etc. Y por supuesto, todo tipo de objetos que puedan incorporarse en el tema.
El tema del mar se puede crear a partir de una imagen que se haya encontrado con el mar, o se puede inventar una pintura reuniendo los elementos de la lista que uno desee añadir. La lista, además, es infinita, pues caben muchas más ideas.

Alfredo

 

Creo que para la expresión, lo más importante es decidir el vacio/complejidad que tendrá la obra, la iluminación (cálida, fría o normal), qué o quien será protagonista en la composición, el espacio y los detalles, ya sean creados por texturas o por dibujos.
El trabajo de color es muy grande. Se suele trabajar mucho con veladuras también. Pero es muy importante saber dibujar las formas abstractas que tienen las aguas en movimiento, como ocurre con las nubes.
El contraste de tonos, desde lo más claro hasta lo más oscuro también será muy importante en una marina, pues eso hace que se reconozcan mejor las formas del agua.
Así pues, después de meditar sobre este tema del mar y todas sus opciones posibles, dejo algunos buenos ejemplos de los artistas más famosos que también han pintado la belleza del mar. Estas pinturas nos amplian más las posibilidades y nos sorprenden con un tema realmente maravilloso.



Pintores del mar, el océano, las playas, las olas, las tempestades marinas, etc.

Claude Monet